Empresas

Selección, contratación y seguimiento del personal

Procesos de selección

Una vez obtenido el perfil que se adapta mejor al puesto de trabajo, procedemos a la búsqueda y selección de los candidatos que tenemos, comprobando su disponibilidad y predisposición hacia el sitio a ocupar. Una vez seleccionados, los entrevistamos para informarles de la posibilidad de incorporación, características del puesto de trabajo, horarios, sueldo, etc. Al finalizar este proceso, se envían los currículums detallados a la empresa usuaria y, con el acuerdo previo del responsable de la empresa, se conciertan las entrevistas con la persona encargada de dar el visto bueno a su incorporación final.

Este procedimiento se repetirá tantas veces como sea necesario, hasta encontrar el candidato o candidata que la empresa considere más oportuno para cubrir el puesto de trabajo.

Finalmente, se lleva a cabo la contratación por parte de Tempogest ETT, y su posterior puesta a disposición de la empresa usuaria.

Formación, información y reconocimientos médicos

Tempogest ETT colabora tanto con las administraciones como con el sector empresarial a difundir la política de prevención de Riesgos Laborales. Lo hace mediante la formación que cada puesto de trabajo requiera en función de la persona a incorporar. Nuestro servicio de prevención de riesgos laborales elabora un plan de formación partiendo de la información facilitada por la empresa usuaria en lo referente a la evaluación de riesgos de los puestos de trabajo a cubrir, equipos de protección individual y colectivos a utilizar (EPIs), el plan de emergencia y evacuación, así como de todos aquellos elementos que tienen como fin salvaguardar la salud de los trabajadores temporales puestos a disposición de la empresa usuaria, para que dispongan del mismo grado de formación e información que cualquier trabajador de la empresa usuaria.

Contratación

Nuestro departamento de administración se encarga de formalizar el contrato después de que la empresa usuaria haya decidido cuál es el más adecuado de acuerdo con sus necesidades y con la legislación vigente en cada momento, su duración, retribución (siempre a partir de las bases salariales del convenio colectivo que lo afecte), el horario, el puesto de trabajo, etc.

Una vez se ha informado al trabajador de cada una de las condiciones del contrato, se firma y se da de alta en la Seguridad Social mediante el Sistema Red. Al mismo tiempo, se envía una copia del contrato al INEM mediante el programa Contrat@. Posteriormente el INEM devolverá las copias oficiales para el trabajador, la empresa usuaria y Tempogest ETT.

Seguimiento y control del trabajador

Una vez iniciado el contrato laboral, empieza una estrecha relación entre Tempogest, la empresa usuaria y el trabajador cedido, con el fin de tener un perfecto conocimiento de cómo se desarrolla el trabajo y el grado de satisfacción de la empresa y el trabajador.

El control de las horas trabajadas se lleva a cabo mediante un impreso que semanalmente el trabajador tendrá que llevar a Tempogest ETT, debidamente sellado y firmado por el responsable de la empresa usuaria y él mismo. Una copia de este impreso quedará al poder de cada una de las partes en prueba de conformidad.

Es necesario comunicar cualquier modificación sobre las condiciones inicialmente pactadas (cambios de horario o tareas, retrasos o faltas de asistencia, accidentes, enfermedad, etc.) a Tempogest ETT con la mayor brevedad posible, con el fin de aplicar las medidas necesarias para dar una rápida solución al problema de acuerdo con la empresa usuaria. En todo caso, Tempogest ETT se compromete a solucionar de la mejor manera posible cualquier tipo de No Conformidad o Reclamación que afecte a cualquiera de las partes implicadas, documentando toda esta información de forma que quede constancia escrita de los hechos.

Una vez finalizado el servicio, Tempogest ETT reflejará en el expediente del trabajador toda aquella información que se desprenda del servicio desarrollado y se compromete a facilitar la documentación que sea necesaria tanto a la empresa usuaria como al trabajador para posteriores trámites administrativos (contratación por parte de la empresa usuaria, paro, certificado IRPF, etc.).